6 de febrero de 2013

¿Qué pasaría si el asteroide 2012 D14 chocara contra la Tierra?

Puedes estar tranquilo, no hay dudas, el asteroide 2012 D14 no chocara contra la Tierra el 15 de febrero, pero ¿que pasaría si en vez de pasar rozando, impacta contra nuestro planeta?

Para prepararnos para el catastrófico evento, podemos echar mano de una web con un entorno gráfico muy chulo, Impact Earth que nos ayudara a calcular las consecuencias del desastroso encontronazo.


Los datos para el 2012 D14 son un diámetro de 55 metros y poniéndonos en un caso malo, compuesto de roca densa, con un angulo de entrada de 45 grados a una velocidad de 41 km/seg. Los daños estarían muy lejos de ser de película  El asteroide se quemaría y descompondría en fragmentos en su entrada en la atmósfera, apenas llegarían pequeños fragmentos a la superficie causando daños muy localizados. Una ciudad o una gran extensión podrían quedar devastadas, pero no se llegaría a una catástrofe como la que aniquilo a los dinosaurios y al 95% de la vida en la Tierra hace 65 millones de años.

A la hora de calcular la destrucción que puede causar un meteorito el punto más importante es sin duda el tamaño y 2012 DA14 no es muy grande, 45 metros frente a los 15 kilómetros que media el que acabo con dinosaurios. Aún siendo el tamaño lo más importante otra característica es casi igual de relevante a la hora de estimar lo destructivo de un meteorito, su composición.

No es lo mismo un meteorito de hielo, que en la entrada en la atmósfera se descompone con mucha mas facilidad que un meteorito de roca o metálico, haciendo un ejercicio de imaginación, no es lo mismo que  caiga sobre tu pie descalzo un balón de playa hinchable que una bola de bolos. La pelota de playa puede ser más grande que la bola de bolos, pero el daño no sólo depende del tamaño sino también de que esta hecha, mejor que te caiga el balón de playa, a los meteoritos les pasa lo mismo, cuanto mas metálicos, mas daño.

Justo del tamaño del 2012 DA14 tenemos dos ejemplos conocidos muy chulos. En 1908 en Tunguska, Siberia, cayo un meteorito de también  unos 50 metros, devasto una gran extensión de terreno, pero aún hoy no se han encontrado restos del meteorito, ni tampoco dejo cráter, aunque genero una violenta explosión atmosférica pocos fragmentos llegaron a tocar la superficie, lo que indica que debía estar compuesto de hielo. En contraposición otro meteorito de 50 metros cayo en Arizona hace 50.000 años, pero el impacto fue mucho más energético, dejo un gigantesco cráter de1,2 kilómetros de diámetro conocido como Meteor o Barringer cráter, se trataba de un meteorito metálico, mucho mas destructivo que el de Tunguska, que ni siquiera dejo crater  Dos ejemplos de lo distinto que puede ser el daño de dos meteoritos de igual tamaño pero distinta composición.

2012 DA14 parece estar compuesto de roca, por lo que provocaría una destrucción intermedia entre el meteorito de Tunguska y el meteorito del Cráter Barringer, pero afortunadamente este viernes no nos tocara comprobarlo ya que no hay ningún riesgo de colisión.

* Mas calculadoras de impacto Impact Calculator y Earth Impact Effects Program

Actualización  7/2/13 nos citan en wikiteca! :-)