29 de marzo de 2013

El observatorio de Calar Alto y el GranTeCan en peligro


No me va el rollo nostálgico pero tengo que reconocer que la mejor astronomía de mi vida la he hecho en las dos estancias que he disfrutado en el observatorio de Calar Alto, hoy, tristemente, bajo la amenaza de cierre o brutal recorte en las operaciones. Un recorte de 4,5 millones de euros (el 75% del presupuesto) dejaría a varios telescopios en dique seco.

Y no es el único, el Gran Telescopio de Canarias, el telescopio mas grande del mundo, en su totalidad español también se ve amenazado con un recorte que lo dejaría paralizado. En el caso del GranTeCan el recorte sólo seria de 2 millones de euros, suficiente para tener que echar el freno de mano hasta que haya nuevos ingresos.

La astronomía española esta a punto de quedar congelada por 6 millones de euros en recortes. Mientras tanto las corruptelas de políticos se miden en docenas de millones, las deudas de equipos de fútbol en cientos de millones y los rescates a comunidades autónomas y cajas de ahorros en miles de millones, una idea queda clara, los presupuestos de observatorios no son los que se miden en cifras astronómicas.

Quizás en vez de intentar salvar todo lo que nos ha traído hasta aquí es el momento de probar cosas nuevas. El noventa y nueve por ciento de la historia de la humanidad hemos observado las estrellas y no ha ido tan mal, igual es el momento de volver a levantar la vista al cielo.