30 de agosto de 2016

Detectada una potente señal extraterrestre que no lo es

La noticia corre a toda velocidad por periódicos y redes sociales, astrónomos han detectado una potente señal de radio de posible origen extraterrestre usando el radiotelescopio ruso RATAN-600 procedente del sistema HD164595 a 95 años luz, incluso hay quienes se tiran totalmente a la piscina.

¿Ha llegado por fin la evidencia de que no estamos solos en el universo? 

La señal fue recibida en mayo de 2015 por el equipo del astrónomo ruso Nikolái Bursov y Paul Gilster teclea sobre ella en su blog hace un par de días, de donde dio el salto a los medios. Una de las directivas principales del proyecto SETI es informar inmediatamente de cualquier posible señal ¿Por que no se comunico en su día? seguramente al no repetirse se dio por falsa alarma, como tantas otras, y quedo en el cajón. Ahora hay un congreso del SETI y parece que la recuperan para hacer una presentación analizando la señal y especulando entre otras cosas sobre que tipo de civilización debería ser, en base a la intensidad y distancia del emisor..


La canción del SETI de Rhett Link resume a la perfección mi opinión sobre la noticia

Ni es tan potente, ni es tan especial ni es evidencia de nada

Por otro lado la señal no es tan potente como sale en los titulares, apenas 0,75 Janskys, lo que es débil o muy débil, y sólo duró 3 segundos. Tampoco se ha repetido, se ha captado sólo una vez de las 39 que el equipo ha buscado por la zona. En cuanto a su origen en el sistema HD164595 es pura especulación ya que el RATAN-600 no es muy preciso, esta diseñado para observacion solar y no da para afinar tanto. La frecuencia en que se emite, 11GHz, tampoco tiene nada especial y la señal va en un ancho de banda enorme, lo que deja colar muchas interferencias .En resumen, nada de otro mundo, nunca mejor dicho.

Que la verdad no te estropee un buen titular

El mismo Paul Gilster es cauto en su blog y no habla de que sea una evidencia de una señal extraterrestre sino una curiosidad, en la web del SETI también podemos ver una entrada con un corte muy conservador. Sin duda a los periodistas se les esta yendo la pinza  y como en muchas otras ocasiones se están emocionando de más y no leen con atención las fuentes de la noticia.

Con lo que sabemos hasta el momento, igual podemos animarnos a echar otro vistazo a ver si se repite, pero no promete mucho. De no repetirse lo más seguro es que se tratase de una interferencia, que no es raro, ya que estamos rodeados de cacharros emitiendo radiaciones por todos lados, la experiencia nos dice que hasta los microondas pueden dar algún susto en instalaciones astronómicas.

No tendremos que esperar mucho, para despejar dudas, el SETI ha enfocado las antenas del Allen Telescope Array hacia la zona, con lo que iremos recibiendo noticias sobre si se repite o no. De momento no encuentran repetición de la señal, pero aun tardaran en recorrer todas las frecuencias unos días, atentos a sus pantallas.

Nada que ver con otras señales que sí molan e intrigan mucho

Lejos queda de otras señales mucho más intrigantes, como la señal wow!, ésta sí que era potente, 50 Janskys y en una frecuencia muy significativa, 1420,4056 MHz, la de emisión del hidrógeno neutro, que es el canal más eficaz para comunicarse entre sistemas planetarios al ser el dial con menos interferencias naturales, una señal en esta frecuencia prácticamente indica que es de procedencia artificial.

¿Puede que en algún momento encontremos una señal procedente de una civilización en otro planeta? 

La física, química y la biología es igual en todo el universo y hay mucho universo ahí fuera, solo en nuestra galaxia hay más estrellas que granos de arena en todo el planeta Tierra. Lo mismo que ha ocurrido aquí puede ocurrir en cualquier otro planeta por ahí, por lo que no es descabellado pensar que puede haber surgido la vida y con el tiempo una civilización tecnológica en otro planeta. Escuchar por si alguien está llamando no es ninguna locura, otra cosa es hacer ruido o mandar mensajes, hay quien opina que mejor ser discretos hasta ver de qué van los aliens.