27 de septiembre de 2016

Una luna para iluminar a la humanidad


El mismo satélite que descubrió Galileo en 1610 y que permitió acabar con el geocentrismo, se postula como el mejor lugar para encontrar vida fuera de la Tierra. La observación de columnas de vapor en Europa refuerza la idea de la existencia de un gran océano de agua líquida bajo la superficie.